miércoles, julio 8

fanatismo.

En realidad, nunca he escrito nada relacionado a este tema.

El caso es que el día antes de ayer, un amigo que tiene un metroflog antiTwilight me pidió de favor que le subiera una pic, porque él no tenía cerca un computador. Y yo acepté pensando en la diversión que eso me provocaría.
Subí la imagen (muy buena la verdad) y de paso, como comentario a la foto, puse lo que opinaba acerca de la saga de Twilight (que como soy muy cursi, me gusta mucho) y les pedía a los comentaristas que no fueran tan brutales en sus trabajos, porque era simple diversión. No sé si fue un error o no, pero me atreví a dejarles el link para que pasaran a visitar mi metroflog.

Lo que me desagradó mucho, fue que al ir a firmar MI metroflog, esas personas me decían majaderias a mí... como si yo fuera la del caso, con sus cosas tontas. Igual me provocó risa y subí de nuevo una foto el día de hoy. La respuesta fue diferente, igual me la siguen mentando porque según ellos yo soy el dueño bipolar de ese metroflog y sha la lá de más cosas.

Me di cuenta, en estos dos días, el grado al que el fanatismo puede llegar.
No solo por Twilight, no solo la abuelita que se va a confesar cada cinco minutos, no solo novelas, modas, películas, etcétera. Sino también hacia personas que nos rodean y a quienes no. Hacia las cosas vivas y hacia las muertas.

Resulta realmente triste pensar que la sociedad es capaz de asesinar a alguien sólo porque dijo que no le gusta ese libro, o que no estaba de acuerdo en algo que Dios dijo. Personas que matan a sus ídolos por fanatismo, para hacerlos "inmortales" (al estilo John Lennon), personas que derraman lágrimas y se mueren por dentro (aveces, literalmente) por aquel que jamás les hizo ninguna mirada ¡Ni siquiera sabía que existías!

He ahí la falta de tener comunicación hacia los demás por medios que no sean el teléfono, los mensajitos, el computador. La falta de hacer cosas que nos apeguen más a las cosas reales que existen en este mundo que a aquellas que no existen más que en nuestra imaginación.

Está bien admirar y tomar lo bueno de las cosas, así sea una novela. A mí, en particular, Paulo Coelho me ha enseñado mucho, en verdad.
Lo malo es alabar esas cosas que no lo merecen, y lo peor es que nosotros creemos que lo merecen y lo hacemos.

En fin...
Podría asegurar que entre más avance la tecnología, sobretodo en lo qe a comunicación y relaciones personales infiere, los fanatismos que acarrean cosas malas (aunque en realidad no hay ningún "fanatismo bueno") crecerán sobremanera.

¿Hasta dónde hemos llegado?
¿Hasta dónde nos hace falta llegar?


Saludos a quienes me leen~

3 comentarios:

Kariie-Soda dijo...

Todo en exceso es malo x3



Pero pss bueno. No hay mucho que hacer ante una mente cerrada :P

El Tipo dijo...

Jajaja esa foto me gustó. Pobre niña.

En fin, fijate que a mi también me caga de sobremanera los fanatismos (especialmente los religiosos). Pero donde no puedo compartir tu dicha y tu opinión en respecto a Cohelo. Digo, cada quien tiene el derecho a leer lo que se le pega la gana no?, sin embargo me ha ocurrido que me he puesto a discutir con dos o tres chavitos que se han recetado toooda la saga de ese wey (que no se cuantos libros sean), y tratan de darme "lecciones" sobre la literatura solo por el hecho de que solo he leido dos libros de ese wey. Yo por supuesto, les objeto que no nada más he leido a ese tipo sino a muuuchos clásicos que jamás si quiera han sido anunciados en la tele. Y no, te mandan al carajo por leer cosas "que no están de moda", ¿como puedes críticar o creer que eres un lector por leer "crepúsculo" o "veronika decide morir"... no mamen! Digo, lean eso si quieren, pero no NADA MÁS ESO... aaaaaaaaa (ya hasta me puse de malas!!)

Saludos.

LuiisaCerezaa dijo...

pues a mí me gusta mucho Coelho :) pro no me fanatizoo

y no es lo único ue he leido xD
quienes me tienen bien hartaa son las y los twitards xD
porque como Twilight es la ley para ellos @,@!!

miércoles, julio 8

fanatismo.

En realidad, nunca he escrito nada relacionado a este tema.

El caso es que el día antes de ayer, un amigo que tiene un metroflog antiTwilight me pidió de favor que le subiera una pic, porque él no tenía cerca un computador. Y yo acepté pensando en la diversión que eso me provocaría.
Subí la imagen (muy buena la verdad) y de paso, como comentario a la foto, puse lo que opinaba acerca de la saga de Twilight (que como soy muy cursi, me gusta mucho) y les pedía a los comentaristas que no fueran tan brutales en sus trabajos, porque era simple diversión. No sé si fue un error o no, pero me atreví a dejarles el link para que pasaran a visitar mi metroflog.

Lo que me desagradó mucho, fue que al ir a firmar MI metroflog, esas personas me decían majaderias a mí... como si yo fuera la del caso, con sus cosas tontas. Igual me provocó risa y subí de nuevo una foto el día de hoy. La respuesta fue diferente, igual me la siguen mentando porque según ellos yo soy el dueño bipolar de ese metroflog y sha la lá de más cosas.

Me di cuenta, en estos dos días, el grado al que el fanatismo puede llegar.
No solo por Twilight, no solo la abuelita que se va a confesar cada cinco minutos, no solo novelas, modas, películas, etcétera. Sino también hacia personas que nos rodean y a quienes no. Hacia las cosas vivas y hacia las muertas.

Resulta realmente triste pensar que la sociedad es capaz de asesinar a alguien sólo porque dijo que no le gusta ese libro, o que no estaba de acuerdo en algo que Dios dijo. Personas que matan a sus ídolos por fanatismo, para hacerlos "inmortales" (al estilo John Lennon), personas que derraman lágrimas y se mueren por dentro (aveces, literalmente) por aquel que jamás les hizo ninguna mirada ¡Ni siquiera sabía que existías!

He ahí la falta de tener comunicación hacia los demás por medios que no sean el teléfono, los mensajitos, el computador. La falta de hacer cosas que nos apeguen más a las cosas reales que existen en este mundo que a aquellas que no existen más que en nuestra imaginación.

Está bien admirar y tomar lo bueno de las cosas, así sea una novela. A mí, en particular, Paulo Coelho me ha enseñado mucho, en verdad.
Lo malo es alabar esas cosas que no lo merecen, y lo peor es que nosotros creemos que lo merecen y lo hacemos.

En fin...
Podría asegurar que entre más avance la tecnología, sobretodo en lo qe a comunicación y relaciones personales infiere, los fanatismos que acarrean cosas malas (aunque en realidad no hay ningún "fanatismo bueno") crecerán sobremanera.

¿Hasta dónde hemos llegado?
¿Hasta dónde nos hace falta llegar?


Saludos a quienes me leen~

3 comentarios:

Kariie-Soda dijo...

Todo en exceso es malo x3



Pero pss bueno. No hay mucho que hacer ante una mente cerrada :P

El Tipo dijo...

Jajaja esa foto me gustó. Pobre niña.

En fin, fijate que a mi también me caga de sobremanera los fanatismos (especialmente los religiosos). Pero donde no puedo compartir tu dicha y tu opinión en respecto a Cohelo. Digo, cada quien tiene el derecho a leer lo que se le pega la gana no?, sin embargo me ha ocurrido que me he puesto a discutir con dos o tres chavitos que se han recetado toooda la saga de ese wey (que no se cuantos libros sean), y tratan de darme "lecciones" sobre la literatura solo por el hecho de que solo he leido dos libros de ese wey. Yo por supuesto, les objeto que no nada más he leido a ese tipo sino a muuuchos clásicos que jamás si quiera han sido anunciados en la tele. Y no, te mandan al carajo por leer cosas "que no están de moda", ¿como puedes críticar o creer que eres un lector por leer "crepúsculo" o "veronika decide morir"... no mamen! Digo, lean eso si quieren, pero no NADA MÁS ESO... aaaaaaaaa (ya hasta me puse de malas!!)

Saludos.

LuiisaCerezaa dijo...

pues a mí me gusta mucho Coelho :) pro no me fanatizoo

y no es lo único ue he leido xD
quienes me tienen bien hartaa son las y los twitards xD
porque como Twilight es la ley para ellos @,@!!