domingo, octubre 4

¡Hey, tú!

Al principio quiso hacer de esto algo romántico, pero después dejó esa idea de lado, al pensar que no todo está relacionado con el romanticismo en esta vida.
Bueno, tal vez entre los millones de personas que habitaban este mundo, solo ella creía que todo tenía algo de romanticismo. No le solía importar demasiado, pero esta vez, era diferente. Le importaba.

Miró a su alrededor en busca de algún mirón, pero lo más entrometido que observó fue una pequeña araña que pasaba a su lado, por fuera de la ventana donde ella se encontraba sentada. Se enamoró del animalito inmediatamente.

-¡No todo es romanticismo!- se gritó en medio de la oscuridad que le rodeaba, y cayó en la cuenta de que nunca podría cambiar su esencia de enamorada.

Olivia miró al cielo por milésima vez en ese día, y a pesar de todo, le siguió pareciendo hermoso por el simple hecho de que las nubes habían cambiado su forma de hacía un minuto gracias a la corriente de los vientos que las acariciaba con cariño.

Y una vez más, quedó enamorada.

Sí. Olivia es de esas personas que se enamoran de todo lo que ven al primer momento, y después, en el camino del conocimiento, comienzan a descartar esas cosas que al principio amaban y por alguna razón tenían un no sé qué que qué sé yo que dejó de agradarle.
Así es Olivia. Y es agradable ser como ella.

1 comentario:

Kariie-Soda dijo...

Hahaha xD
Te proyectas bn chido, menzap :]




Niiice historiaa~



Luv ya~!

domingo, octubre 4

¡Hey, tú!

Al principio quiso hacer de esto algo romántico, pero después dejó esa idea de lado, al pensar que no todo está relacionado con el romanticismo en esta vida.
Bueno, tal vez entre los millones de personas que habitaban este mundo, solo ella creía que todo tenía algo de romanticismo. No le solía importar demasiado, pero esta vez, era diferente. Le importaba.

Miró a su alrededor en busca de algún mirón, pero lo más entrometido que observó fue una pequeña araña que pasaba a su lado, por fuera de la ventana donde ella se encontraba sentada. Se enamoró del animalito inmediatamente.

-¡No todo es romanticismo!- se gritó en medio de la oscuridad que le rodeaba, y cayó en la cuenta de que nunca podría cambiar su esencia de enamorada.

Olivia miró al cielo por milésima vez en ese día, y a pesar de todo, le siguió pareciendo hermoso por el simple hecho de que las nubes habían cambiado su forma de hacía un minuto gracias a la corriente de los vientos que las acariciaba con cariño.

Y una vez más, quedó enamorada.

Sí. Olivia es de esas personas que se enamoran de todo lo que ven al primer momento, y después, en el camino del conocimiento, comienzan a descartar esas cosas que al principio amaban y por alguna razón tenían un no sé qué que qué sé yo que dejó de agradarle.
Así es Olivia. Y es agradable ser como ella.

1 comentario:

Kariie-Soda dijo...

Hahaha xD
Te proyectas bn chido, menzap :]




Niiice historiaa~



Luv ya~!