viernes, junio 19

hoy me deshice de un "teamo"

Caminaba pausadamente alrededor de su habitación, buscando el mejor lgar para cada una de las cosas que había desacomodado para remodelar el espacio.
No sabía muy bien cómo luciría el resultado final y le resultaba un tanto frustrante el cambiar las cosas de un momento a otro. No solo en cuanto a su habitación se refería, sino, en los acontecimientos de su vida diaria.
Era difícil poder encontrar un lugar mejor para las cosas de donde siempre habían estado, y los cambios eran, la mayoría de veces, influidos por las personas que le rodeaban.
A pesar de todo, siempre resutaba agradable no ver o sentir lo mismo todos los días. Para algo se inventaron las cosas y los sentimientos, después de todo.

Había terminado de acomodar la habitación de manera que, ahora, su hermana menor durmiera con ella. Todo lucía muy bien, y la frustración y desesperación pasaron a ser calama y tranquilidad. De repente, vió que había algo aún sin acomodar.

Era un globo.
Un globo rojo que decía "te amo".
El globo rojo que él le había regalado por el día de los enamorados y por su cumpleaños y que apenas se sostenía con el poco aire que le quedaba.
Rojo. Era un globo rojo bellísimo hasta ese momento.

Al mirarlo detenidamente, se dió cuenta que ese "te amo" que le habían regalado había perdido completamente el sentido para ella. Se acercó suavemente, pensando cada palabra, cada gesto de su rostro, cada cariño y cada sonrisa de él que alguna vez fueron solo para ella.
Ahora, ni siquiera, merecía una muestra de educación de su parte. Ahora, pareciera que ese amor y eternidad que le prometió estar a su lado, ya no valía nada más para él.

Lo que nadie sabía, era que todo ese amor lleno de sinceridad y alegría, seguía guardado dentro, muy dentro de ella.

Después de pensar tanto, tomó la base del globo rojo entre sus manos, y comenzó a caminar hacía donde era necesario.
Cada paso era tan difícil de dar. Cada movimiento hacia el nuevo destino de aquel regalo provocaba una herida en su ser, en su corazón, en su alma...
Las lágrimas comenzaron a salir de sus ojos mientras en su interior aparecía solo una pregunta: "¿Por qué?".
No lo sabía. No tenía una respuesta porque, simplemente, hay cosas en la vida de una persona que no tienen respuesta y jamás la tendrán. Y ésa era una.

Llegó a su destino, y con el rostro lleno de lágrimas, dejó el globo en el suelo, junto al cesto de basura que más tarde dejaría de existir.

Regresó a su habitación arrastrando sus pasos. Sintió un inmenso impulso de regresar por aquel "te amo" y ponerlo de nuevo entre sus cosas. Pero así como de él había desaparecido ese sentimiento hacia ella de manera tan repentina, así ella lo desaparecería de su habitación. Pero jamás lo podría desaparecer de ella misma.
Acababa de deshacerse de un "te amo". El único "te amo" que había recibido de él.

Y a pesar de que han pasado varias horas... todavía le duelen las manos.

3 comentarios:

Kariie-Soda dijo...

uhm... hace tiempo escuché una frase que decía "el amor no se acaba, sólo se recicla"

Y quizá ese amor que sientes no se vaya jamás... pero algún día terminará cambiando, adaptandose a tu sitiuación y la de él :]



lalalalala (8)

Te había dicho queee me agrada mucho tu manera de escribir? :D!!



lalalalala (8)

te quiiero bitch!! ♥

Kitty... dijo...

ezzo lo escriibisth x k...t paso?
d veras, u.u essto k escriibist tiiene mucha emociion ii zzentiimientoh, es algoo k t llega al alma! u.u
pro todos nuezztros errores siirven para mejorar en el futuro y poder diisfrutar mazz las kosas! n.n!
wiii*

rainbow-freckles dijo...

no por ser creida o mala persona xD
pero neta de neta QUE DE VERDAD...

AMO CON TODO MI YO...

LO QUE SALE DE MIS MANOS<3~

viernes, junio 19

hoy me deshice de un "teamo"

Caminaba pausadamente alrededor de su habitación, buscando el mejor lgar para cada una de las cosas que había desacomodado para remodelar el espacio.
No sabía muy bien cómo luciría el resultado final y le resultaba un tanto frustrante el cambiar las cosas de un momento a otro. No solo en cuanto a su habitación se refería, sino, en los acontecimientos de su vida diaria.
Era difícil poder encontrar un lugar mejor para las cosas de donde siempre habían estado, y los cambios eran, la mayoría de veces, influidos por las personas que le rodeaban.
A pesar de todo, siempre resutaba agradable no ver o sentir lo mismo todos los días. Para algo se inventaron las cosas y los sentimientos, después de todo.

Había terminado de acomodar la habitación de manera que, ahora, su hermana menor durmiera con ella. Todo lucía muy bien, y la frustración y desesperación pasaron a ser calama y tranquilidad. De repente, vió que había algo aún sin acomodar.

Era un globo.
Un globo rojo que decía "te amo".
El globo rojo que él le había regalado por el día de los enamorados y por su cumpleaños y que apenas se sostenía con el poco aire que le quedaba.
Rojo. Era un globo rojo bellísimo hasta ese momento.

Al mirarlo detenidamente, se dió cuenta que ese "te amo" que le habían regalado había perdido completamente el sentido para ella. Se acercó suavemente, pensando cada palabra, cada gesto de su rostro, cada cariño y cada sonrisa de él que alguna vez fueron solo para ella.
Ahora, ni siquiera, merecía una muestra de educación de su parte. Ahora, pareciera que ese amor y eternidad que le prometió estar a su lado, ya no valía nada más para él.

Lo que nadie sabía, era que todo ese amor lleno de sinceridad y alegría, seguía guardado dentro, muy dentro de ella.

Después de pensar tanto, tomó la base del globo rojo entre sus manos, y comenzó a caminar hacía donde era necesario.
Cada paso era tan difícil de dar. Cada movimiento hacia el nuevo destino de aquel regalo provocaba una herida en su ser, en su corazón, en su alma...
Las lágrimas comenzaron a salir de sus ojos mientras en su interior aparecía solo una pregunta: "¿Por qué?".
No lo sabía. No tenía una respuesta porque, simplemente, hay cosas en la vida de una persona que no tienen respuesta y jamás la tendrán. Y ésa era una.

Llegó a su destino, y con el rostro lleno de lágrimas, dejó el globo en el suelo, junto al cesto de basura que más tarde dejaría de existir.

Regresó a su habitación arrastrando sus pasos. Sintió un inmenso impulso de regresar por aquel "te amo" y ponerlo de nuevo entre sus cosas. Pero así como de él había desaparecido ese sentimiento hacia ella de manera tan repentina, así ella lo desaparecería de su habitación. Pero jamás lo podría desaparecer de ella misma.
Acababa de deshacerse de un "te amo". El único "te amo" que había recibido de él.

Y a pesar de que han pasado varias horas... todavía le duelen las manos.

3 comentarios:

Kariie-Soda dijo...

uhm... hace tiempo escuché una frase que decía "el amor no se acaba, sólo se recicla"

Y quizá ese amor que sientes no se vaya jamás... pero algún día terminará cambiando, adaptandose a tu sitiuación y la de él :]



lalalalala (8)

Te había dicho queee me agrada mucho tu manera de escribir? :D!!



lalalalala (8)

te quiiero bitch!! ♥

Kitty... dijo...

ezzo lo escriibisth x k...t paso?
d veras, u.u essto k escriibist tiiene mucha emociion ii zzentiimientoh, es algoo k t llega al alma! u.u
pro todos nuezztros errores siirven para mejorar en el futuro y poder diisfrutar mazz las kosas! n.n!
wiii*

rainbow-freckles dijo...

no por ser creida o mala persona xD
pero neta de neta QUE DE VERDAD...

AMO CON TODO MI YO...

LO QUE SALE DE MIS MANOS<3~